Ximena: Rumba y Café

Ximena: Rumba y Café

Ximena es un baluarte para el cambio; bares, tabernas y restaurantes deberían promover su música.

Rodrigo Rey Rosa: ¿Por qué leerlo?
Porter y Cuxillo, su nuevo mundo
Sin Despedida – Guillermo Goussen (1954)

Ximena es un baluarte para el cambio; bares, tabernas y restaurantes deberían promover su música.

Estábamos en la casa de habitación de una amiga en Residencial Monte Cielo celebrando su despedida. Los invitados, sentados en sillas de plástico, socializaban sobre sus viajes, gustos literarios y experiencias amorosas mientras tomaban cervezas, y comiendo guacomole.

Ludwing, el guitarrista de Ximena, lavaba su ropa y tarareaba una rola de Milly Majuc la cual yo desconocí. Terminó de restregar sus camisas y las colgó en el tendedero. Cuando estaba listo fue a la sala y salió al patio con su guitarra. Ya Luis Fernando, el otro guitarrista, tenía la suya sobre sus piernas.

Las guitarreada dio inició y cada uno se acomodó en la penumbra a escuchar la combinación acústica de rumba calipso. Luis Fernando jugaba con finos arpegios retocados con suaves armónicos, y rasgaba el puente enamorando a la luna con la tonada Rumba y café.

Como si fuera un romancero de García Lorca La luna viene a la fragua con su polizón de nardo así me sonó el cantar de Ludwing mientras acariciaba los acordes. Yo engullía un trago de cerveza y expulsaba anillos de humo. Seguía el ritmo con mis piernas y la dueña de la casa, a quien despediamos, empezó a aplaudir también al sonar del género. Los invitados palmeaban como si se tratara de un flamenco. Pero era más que la buena voz y la ejecución de los instrumentos, era también el espíritu artístico y dedicado de Ludwing y Luis Fernando quienes armonizaban el momento.

¿Ya leíste las 10 razones por las que un melómano estaría contento en Junio?

Ximena es un baluarte para el cambio; bares, tabernas y restaurantes deberían promover su música. Calidad y comibinación de género musical garantizan la satisfacción de un buen espectáculo en cualquier sitio de Managua y el resto del país. Hasta en un jardín como en la casa de mi amiga donde sus integrantes nos deleitaron con su genialidad.

El grupo también está compuesto por Roberto Garnier (persecusión y segunda voz), pero ese día estuvo ausente por asuntos personales. Aun así, la presencia de ellos dos hizo de aquella tarde un momento inolvidable.

Para escuchar la canción:

¿Qué te parece Ximena? ¡Seguí su trayecto! Mientras te dejamos otra rola:

Foto: Facebook de Ximena – Créditos a Mirielle García

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0